La inquieta realidad de Covas y sus adyacentes

08/02/2004, Victoriano Rodríguez Lorenzo

Resultan muchas las preguntas que cabe hacerse sobre la realidad de la parroquia de Covas desde siempre.

Como en la historia todo es narrable, no deja de ser interesante recordar los "pros" y los "contras" de su desarrollo. San Martín de Covas es una parroquia en la que predomina una grandiosidad natural que define su litoral y su panorámica.

¿Qué ferrolano, forastero, no se ha maravillado desde la avanzadilla del Cabo Prior?

¿Quién no ha vivido Santa Comba?

Y seguimos preguntando, porque en torno a Covas pueden abrirse muchos interrogantes, cabe hacerlos sobre el porqué no se ha logrado una mayor preocupación del Estado, Xunta de Galicia, Diputación Provincial y Municipio.


Etimología de Covas
San Martín de Covas y San Martiño de Covas, figuran ya en viejos textos como una de las más antiguas parroquias de Ferrolterra. Fue con Esmelle y San Xuxo da Mariña, una feligresía cuya parroquial era la ermita de Santa Comba, Columba, enclavada en la punta de Insua do Medio, tiene mucha historia y ofrece un ámplio campo de estudios que actualmente se están desarrollando por la Asociación Cultural Columba, habiendo sido reedificada en otras etapas manteniendo culto y el interés turístico.

La procedencia del nombre de Covas es muy probable que por la derivación de su riqueza mineral en explotación de la que en otras épocas fueron frecuentes las excavaciones, pudo estar aquí el origen de Covas salido de las cavidades subterráneas de sus minas y que su étimo pudo ser derivado por los nativos, no descartándose otras posibilidades.


Características turísticas
Covas en la encajera del mar exterior Atlántico y paso al Cantábrico con semáforo "Cabo Prior", luce playas abiertas y abrigadas, pintorescos abismos en los que instintivamente se respira hondo.

Existe la ensenada de A Cova, refugio en pleno Cabo Prior, en zona de inminente peligro, que la naturaleza situó esta ensenada para garantía y tranquilidad de cobijo de pescadores, que a pesar se su escaso acoplamiento para acomodo y garantía de una fundamental misión marinera, hace la función de protección natural, pero que no es suficiente para dejar perfectamente cumplida la necesidad que requiere la zona.

Son muchas las demandas y voces que se alzan, pero seguimos ciegos para hacer justicia con los hombres de mar que ejercitan su profesión por estas costas. No caben disculpas en alcanzar los puertos de Ferrol o Cedeira. Se debe pensar en las embarcaciones menores ante la dureza del mar buscando aquel lado del cabo que les resguarde.

Covas ofrecen en aspecto turístico una cualidad especial, toda una frontera con el mar protegida y vigilada por el Cabo Prior que se define por importantes arenales, no solamente los pertenecientes a Covas, sino tambien a Esmelle y San Jorge. Sobrepasan varios kilómetros de longitud, ese conjunto que integran Ponzos, Medote, Sartaña, como salpicante motivo de belleza, el islote del Gaiboteiro y las islas de Santa Comba, continua la playa con igual nombre, O Porto, Os Cabalos, todos ellos en su parte norte.

En su parte sur, Pena Roiba, O Vilar, O Preisal, A Fragata, que continua con Esmelle y San Jorge.

Existen los miradores en las alturas de A Lagoa, Monte Pequeno, Cabo Prior, A Cova y otros en niveles más bajos de las mencionadas playas.

En el litoral se ofrece una riqueza marítima con los mas diversos mariscos y toda clase de pescado que Covas guarda en sus cualidades de permanente actividad, y que alguien calificó como una perla en la Costa del Marisco, aunque los excelentes lugares que posee sean explotados por los foráneos.


Índice social y cultural
A través de los tiempos se traslucieron y reflejaron las inquietudes de Covas en su personalidad, temperamento y tendencias de carácter asociativo que cristalizando en grupos minoritarios, se fueron creando las sociedades para las actividades de ocio, cultura, deporte, etc.; aunque como sucede enla mayoría del los casos no existiera continuidad en los impulsos vitales que se representaron en los distintos momentos o épocas.

Me gustaría comentar, dado mi conocimiento de causa, que la desaparecida Sociedad Cultural Recreativa de Cobas-Esmelle-Marmancón, fundada en el año 1962, actualmente desaparecida, ha sido la significación de todas las inquietudes realistas que Covas presentó. Bajo mi punto de vista existen en sus avecindados conciencia y fuerza suficiente para iniciar o emprender cualquier actividad cívica, pero se carece de una estabilidad en la generosidad y tiempo de las inquietudes que se presentan.

Esta asociación en el tiempo que existió, representó un importante índice social y cultural, siempre visto, claro está, desde la óptica de aquellos años: se realizaban importantes conferencias con un repertorio de actos culturales que evidenciaban la actividad de la sociedade en este campo, encontrándose entre los diecisiete centros culturales que existían en Ferrolterra en el año 1963, registrada en la Sección Cultural del Ministerio de Educación, quien abastecía a su biblioteca.

A Parte de la actividad cultural, existieron importantes gestiones: teléfono en la zona rural, centralizado como público en el local social, gestiones para la apertura de la carretera ce Covas-San Jorge, Grupo Escalar de Covas, servicio de socorrismo en las playas y otras obras menores importantes de atención vecinal, todo ello realizado, quedando la tan cacareada y gestionada la carretera de unión Covas-Meirás por la Ferruxeda, Vilarquinte, Baltar, Vilar, con ansias de que algún día se realice para este importante litoral y unión de toda la zona costera de Ferrol.

Desaparecidad esta sociedad en 1975, todo su patrimonio pasó a la entidad local Cooperativa de Productores del Campo de Covas-Esmelle-Marmancón, con una importante colección de libros que sería interesante recuperar para la nueva Sociedad Cultural Columba, quien puede continuar una gran labor, como ya está haciendo y demostrando.


Referencia agrícola y económica
El movimiento agrario en plan asociativo empezó en el año 1931, constituyéndose una agrupación de agricultores y vecinos denominada Sociedad Agrario Republícana de Esmelle para fomentar el desarrollo agrícola y la cultura del labrador pretendiendo extenderse su actividad al cooperativismo agrícola a las zonas límitrofes de Covas y San Jorge en una ámplia visión de futuro y aspirando a una federación de sociedades agrarias para defensa de los intereses del campo en todas sus facetas agrarias, económicas, sociales y culturales, de servicio as agro gallego.

Basándose en la planteada reforma agraria de la República, era un ambicioso proyecto para la defensa y gestión de sus asociados agricultores, pero por los abatares políticos y la guerra civil española del año 1936, no se llegó a un desarrollo que pudiera culminar la actividad de dicha sociedad, como se pretendía con su fundación.

Quizá la inquietud de esta iniciativa y después de entrar en un nuevo proceso político en España, con nuevos sistemas de desarrollo en el campo, se fundó en el año 1950 la Sociedad de Productores del Campo de Covas-Esmelle-Marmancón para desarrollar un importante movomiento de servicio a la agricultura, que se amplió al comercio de productos del campo y a una actividad económica de atención en un alto desenvolvimiento social y vecianal de dichas parroquias, resolviendo situaciones de interés social y económico en sus necesidades.

Esta cooperativa se transformó en el año 1988 en Sociedad Coopeativa Limitada Agraria de Covas-Esmelle-Marmancón con sección de crédito, para realizar una mejor atención a sus socios en rentabilidad económica, ampliando la gama de servicios de cooperación para atender las necesidades que se presentaban a los socios en sus diversos aspectos, aunque por imperativos de resultados negativos, se tuvieran que realizar importantes trasnformaciones y orientaciones.

Ante el desarrollo del cooperativismo agrícola y dentro de sus actividades, existió la atención ganadera de la zona. Para ello, se han creado las Hermandades de Labradores y Ganaderos de Cobas y Esmelle, fundadas en los años 1960 y 1962 reapectivamente que agrupaban el "minifundio" ganadero en su estructura vecinal en cuanto al ganado vacuno que ambas hermandades presentaban ante sus socios para cubrir los riesgos de sus reses con pólizas asegurativas de asistencia veterinaria y farmaceútica, además de las pérdidas de la producción de carne, leche y cría.


Concentración parcelaria y su desarrollo
El proceso de la concentración parcelaria en las parroquias de Covas, Esmelle y Marmancón, decretado en el año 1983, se inició para acondicionar los terrenos que se habían solicitado en el año 1980, que en su estructura de minifundio, se pretendía su disposición para un futuro desarrollo agrário y económico. En el año 1985, se extendió por decreto a la parroquia de Mandiá, comprendida en la zona de amplia propiedad en la estructura de las cuatro parroquias con propietarios que se entremezclaban en sus desarrollos agrícolas y de interés común.

Ante el retraso que lleva la conclusión del proyecto parcelario, aunque previsible para el inmediato acuerdo de las nuevas parcelas, está resultando un perjuicio superior dado su lennta realización, covirtiendo la zona en un despropósito de progreso y falta de atención a la vecindad y propiedad de la zona, incluso un mal funcionamiento para el término municipal de Ferrol, en poder disponer de acondicionamientos, no solamente agrarios, sino de otros servicios que se promocionarían dentro de su perímetro y superficie con más de 2.000 héctareas.

Todo un desarrollo agrícola, forestal, industrial, urbanístico, turístico, amén de otras iniciativas indirectas, se encuentran supeditadas a la finalización del proceso parcelario.


Conclusión
El resumen de la inquieta realidad de Covas y su influencia limítrofe resulta insuficiente en su narración, siendo mucho más amplio su alcance y detalle, pero paso a paso la Sociedad Cultural Columba irá descubriendo en futuras publicaciones. Es mucho lo que se tendría que recordar y narrar subrayando personas y gentes con destacada actividad, que no me atrevo a nominar en este momento por discreción y ante el temor de olvidar algunas significadas actuaciones. Como en las futuras inquietudes de las realidades de Covas y sus adyacentes, se presentarán más conclusiones, se podrán detallar con más clarividencia los procesos, personas y gráficos que ilustrarán al lector.

Siendo muchos los gratos recuerdos, más que los ingratos, que se obtuvieron de las actuaciones en el desarrollo de tiempos pasados, en lo que a mi se refiere y en lo inédito, quisiera destacar y agradecer esta presente para narrarlo en esta colaboración con la Sociedad Cultural Columba, pues quizá haya sido Santa Columba quien me haya salvado la vida en mis tiempos de niñez, cuando en la fiesta-romería y en las inmediaciones de su enclave para vever en una fuente de agua que existía en la ribera acantilada, una mujer concurrente quizá representada en aparición Santa Columba, me sujetó evitando que cayese al precipicio. Mi convencimiento, aún sin entrar en el misticismo, es que Santa Columba en aquel momento haya sido quien intercedió por mi. Este recuerdo imborrable, no puede ser más grato en mi existencia. Foi no ano 1953 cando Santa Comba

<< Voltar