Cobas !qué pena!

10/04/2005, Luis Mª Taboada González

Cuando se dispone de un gran diamante en bruto, lo lógico es tallarlo, darle una forma atractiva para ser admirado y usado.

Primero se pesa y mide con precisión, luego se estudian las caras que llevará, la forma, etc. Se realizan planos en varias dimensiones. En fin hay un trabajo previo antes de tocarlo.

Creo que Cobas es ese diamante en bruto. Se proyectan algunas, más bien pocas, actuaciones, y se intenta llevarlas a cabo.

Opino que antes de hacer nada, se debería hacer un proyecto muy ambicioso, considerando todo lo mejor que se podría realizar, de aquí a varios cientos de años. Pensemos en las pirámides. Construidas hace mucho tiempo, seguirán ahí por mucho más.

Para Cobas pensaría, por qué no, en un acuario marino. En un parque de atracciones acuático, en un mirador en cabo Prior en forma de faro gigantesco, que fuese el símbolo de Ferrol, en tres campos de golf, en una piscina climatizada, amén de campo de fútbol, pistas de tenis, etc. Varias zonas urbanas para poder construir casas rurales, con una perfecta planificación. Un ramal de la autopista. Una pista para helicópteros. Un puerto deportivo uniendo la Hervosa con San Jorge. Un gran complejo recreativo cubierto con una cúpula transparente. Varios hoteles.

Y después de ubicar todas estas cosas, de tenerlas en un plano, en un proyecto, y sin valorar de momento, diría ¡Ahora! Y empezaría este macro proyecto por las cosas viables de inmediato, pero considerando la ubicación de todas las demás.

Porque ¿a qué nivel de vida aspiramos? ¿qué vamos a dejarles a nuestros descendientes? ¿cómo nos recordarán ? Me da pena pensar en la posibilidad de que nuestras generaciones futuras no se queden con algo de nuestra presencia. Que no dejemos nuestra huella en forma de algo tangible.

No obstante soy optimista. Ya veo a un grupo de personas recorriendo el Cabo Prior, señalando aquí esto y aquí enfrente esto otro. Veo filas de camiones con material. Veo trabajadores que van y que vienen. Veo colas en los restaurantes. Veo las tiendas llenas de gente.

 

<< Voltar