Breogán II (1864-1919), José Fontenla Leal

01/02/1997, Jaime López Fernández

​​

Como es sabido, el legendario nombre de Breogán corresponde al caudillo celta mencionado en múltiples escritos y poemas e inmortalizado por Eduardo Pondal en su poema Os Pinos, que pasaría a la historia al ser dotado de música por Pascual Veiga, para, en conjunto, formar lo que hoy es nuestro Himno Gallego.

José Fontenla Leal

Nuestro personaje, segundo de la dinastía de los Breogán (yo le otorgué el calificativo ordinal), era conocido con el citado sobrenombre del caudillo celta allá por las lejanas tierras de Cuba, para así resaltar su "enxebrismo".

Nuestra pequeña historia que terminaría en la perla de las Antillas, empieza a la sombra y cobijo del Cabo Prior y por tanto con San Martiño de Cobas, parroquia del que fue Concello de Serantes hasta su forzada anexión a Ferrol en 1939, compartida con San Cristobo de Couso, del Concello de Campo Lameiro, provincia de Pontevedra

Corría el año de 1860 cuando José Fontenla Barros abandonó su Couso natal en busca de fortuna atraído por la posibilidad de conseguir un buen empleo. Su profesión de cantero, ilustre oficio que atrajo a cantidad de pontevedreses a nuestra ciudad y a la vista aún están las múltiples construcciones de piedra, tanto civiles como militares, en Ferrol y sus alrededores, fue lo que le trajo aquí. No puedo precisar, cómo el bueno de José llegó hasta Cobas, quizás atraído por un trabajo de algún hórreo, por "la llamada del oro" o simplemente acudió a una romería; fuese de una forma u otra, el caso es que conoció a una rapaza, del lugar de Aldea-Cobas, llamada María Avelina, nacida el 29 de Diciembre de 1833 e hija de Juan López-Leal (do Mato) y de María Josefa López Fernández, casados éstos el 5 de Enero de 1825.

José Fontenla Barros y María Avelina se casaron en San Martiño de Cobas el 8 de Abril de 1861, fruto de este matrimonio nacerían tres hijos, José María Benito, nacido en Ferrol en la calle de la Estrella nº 6 el 12 de Febrero de 1864; María Cristina Valentina, nacida el 16 de Agosto de 1865 y Elisa, nacida el 26 de Noviembre de 1866, estas dos últimas nacidas y bautizadas en Cobas.

Es necesario resaltar que al bautizar en la iglesia de San Julián de Ferrol a José María Benito, se le pusieron los apellidos de Fontenla y Leal, en cambio a sus hermanas las bautizaron con los apellidos de Fontenla y Lopez-Leal.

Por lo expuesto, parece deducirse que la familia Fontenla y Lopez-Leal vivía alternativamente entre Cobas y Ferrol, porque María Avelina fallecería en esta última ciudad en Enero de 1868; y a la muerte de esta, José Fontenla Barros emigró a Cuba con su hijo, perdiéndose todo vestigio de sus hermanas. Las pocas reseñas biográficas dicen que José Fontenla Leal (Breogan II) emigró con sus padres a la Isla de Cuba, a la edad de cuatro años, otras que a los diez.

María Avelina tuvo varios hermanos, uno de ellos, Perfecto, nació el 1º de Enero de 1845 y se casó con Carmen Fernández el 4 de Mayo de 1870; de este matrimonio nació un hijo llamado José Antonio López-Leal Fernández, que murió en el Lazareto de Vigo repatriado de Cuba en Noviembre de 1898 y una hija, Carmen López-Leal Fernández, que se casó con Serafín Díaz Lorenzo el 31 de Diciembre de 1909, teniendo cuatro hijas llamadas Mª del Carmen, ya fallecida, María Josefa, Encarnación y Mercedes que viven en la actualidad, y residiendo la última en la casa matriz del lugar de la Aldea en Cobas.

Tampoco tenemos noticias de la suerte que corrió José Fontenla Barros en América; el primer documento que existe es a través de su hijo, quien en 1888 funda con Secundino Cores la Revista de Galicia.

José Fontenla Leal era un extraordinario dibujante-litógrafo, lo cual le llevó a colaborar con sus dibujos en varias revistas gallegas de Cuba. Su vida la pasó adquiriendo cuanto libro se editaba en Galicia y en España sobre temas de su tierra. Las pocas y escasas semblanzas biográficas de Breogan II lo plasman como "obreiro litógrafo", algunas veces por cariño hacia la clase obrera y la mayoría en el más amplio sentido peyorativo y compasivo para restarle importancia al personaje, empleando con exceso esta terminología hasta la exageración.

Sus actividades en Cuba lo llevaron a impulsar la fundación de la Real Academia Gallega. En una reunión celebrada en el Centro Gallego de la Habana el 17 de Abril de 1905, publicada en la revista Galicia se dice: --Por la Academia Gallega --
"Buen comienzo ha tenido la primera Academia Gallega, proyecto del que hemos hablado en otras ocasiones... Celebróse esta junta el lunes 17 del corriente a las nueve de la noche, en el salón de sesiones de nuestra Sociedad,... la sesión fué presidida por nuestro respetable paisano el Sr. Curros Enríquez,... Empezó el Sr. Curros manifestando que la causa de encontrarse en aquel lugar era debido á que habiendo leído un concienzudo trabajo del notable historiador don Manuel Murguía en donde se demostraba la necesidad urgente de hacer un Diccionario completo de la lengua gallega y exponiéndole nuestro entusiasta compañero D. José Fontenla, en una entrevista que con él tuvo, la conveniencia de fundar en Galicia, una Academia Gallega ... Hablaron seguidamente sobre el mismo asunto, con mucha elocuencia, los distinguidos paisanos Sres. Barros, Chané, López Pérez, Abeleira, Domínguez, Fernández y Fontenla, iniciador del proyecto, que presentó también á la mesa una proposición acerca de las bases sobre que debe establecerse la Academia Gallega..."

Sus actividades lo llevaron a colaborar ampliamente con el Centro Gallego, en el que llegó a ocupar varios cargos, entre ellos el de Bibliotecario, donando una cantidad importante de libros para el mismo. A la muerte de José Castro "Chané" fue comisionado por el Centro Gallego para el traslado de sus restos desde la Habana, en 1917, y ser enterrados en A Coruña. También fue miembro fundador y primer presidente de la "Unión Redencionista Galega" que defendía la autonomía de Galicia y miembro fundador de la sociedad "Ferrol y su Comarca"; en esta Entidad fue miembro de la comisión nombrada para redactar el primer Reglamento; fue Vicepresidente de la Asociación Iniciadora y Protectora de la Academia Gallega. Instó a Ramón Cabanillas para que escribiera en lengua gallega, hecho que fue reconocido por el ilustre escritor.

Por su preocupación hacia los símbolos de Galicia, la bandera y el himno, Fontenla fue capaz de aunar las voluntades del poeta Eduardo Pondal y del músico Pascual Veiga, tomando la decisión de estrenar en el Teatro Tacón de la Habana el 20 de Diciembre de 1907 la composición de Pondal y Veiga, ejecutada por la Banda Municipal de la Habana bajo la dirección del maestro Guillermo Tomás. A la vista del éxito conseguido el propio Fontenla lo declaró Himno Oficial de Galicia el 31 de Diciembre DE 1907 y al año siguiente, el Centro Gallego lo declaraba Himno oficial de la Entidad, como consecuencia de una moción de Fontenla que fue recogida por todos los miembros del Centro puestos en pié.

Fontenla fue un personaje, como dijo Curros, de esos que llevan en la frente una estrela. Un hombre "iluminado" que supo comprender cuales eran las necesidades de su tierra para su mejor identificación como País.

Creo importante reproducir lo escrito por Ricardo Carballo Calero en su libro "Unha Voz Na Galiza" y en el capitulo Académicos e Litógrafos, en el que indica: "Ramón Cabanillas chega a Cuba como imigrante en 1910, dous anos despois do pasamento de Curros Enríquez. Vai recoller o seu herdo, segundo a declaración de Basilio Alvarez, estampada no libro inicial do fefiñanés. No desterro, que o orador popular prologa. Na illa antillana, Cabanillas relaciona-se intensamente con moitos galegos que coñeceran e admiraran a Curros. Entre eles figura o meu paisano José Fontenla Leal, que debe ser considerado como verdadeiro promotor da formación da Academia Galega... eu sinto-me obrigado -obedecendo voces que me traen os ecos do meu recanto natal- a contribuir, ben modestamente, á lembranza do galego excelentisimo como Cabanillas o califica,... Non era, de ningún xeito, un intelectual, era algo así como un honrado cajista, segundo se definía o Julián de La Verbena de la Paloma... Mais, no caso de Fontenla, como promotor, e non como cultivador, das letras nativas... Un país no que as actividades do espirito estén servidas só por inteletuais sería como unha relixión na que todos os fieis fosen exclusivamente sacerdotes. No sei que será máis funesta: unha teocrácia ou unha sofocrácia. Unha nación non é un cabildo catedralício nen unha asembreia filosófica...."

Fontenla vino a Galicia en 1917; muy pocas cosas sabemos del discurrir de este viaje. Acompañado de Emilio Chané, estuvo en varias ciudades de Galicia; de Ferrol poco o nada se sabe y me inclino a pensar que no debió ser muy afortunada la visita que realizó a su ciudad natal.

Murió Breogan II el 5 de Diciembre de 1919; desde esa fecha su cadáver permanece olvidado en campo común en el Cementerio Colón de la Habana, esperando su traslado a la Galicia que adoró; más esa Galicia, que él hasta el fanatismo ensalzó, esa misma Galicia le ignoró.

<< Voltar